Estamos en un mercado competitivo, cambiante y global, generador de problemas y de oportunidades. Las empresas que sobreviven y crecen son aquellas que son capaces de ofrecer lo que sus clientes necesitan en cada momento.

1.  Ante estas dificultades, los directivos de la industria deben preguntarse:

  • ¿Cuáles son las necesidades del mercado actual y futuro?
  • ¿Qué factores negativos y positivos (internos y externos) influyen en nuestra capacidad de ofrecer lo que el cliente necesita?
  • ¿Tenemos algún plan de actuación para conseguirlo?

2.  Parte importante de este análisis es conocer qué  quieren los clientes.

Imagen2

Los clientes buscan valor en los productos y servicios que compran.

Es decir buscan la mejor calidad, unas especificaciones-características  y diseño concreto, entregable en el momento adecuado y a un precio razonable.

3.  Así mismo y por esta razón, el mercado obliga a las empresas a:

  • Reducir precios de venta.
  • Tener una mayor flexibilidad para producir en lotes más cortos.
  • Cumplir con plazos también más cortos de entrega, con retrasos penalizados.
  • Producir a una calidad excelente.

Además….

  • Nuestra empresa debe rivalizar con la mejor competencia y los competidores no son ya de nuestro país sino del mundo entero.
  • El personal persigue cada vez mejores condiciones de trabajo y el conocimiento se convierte en el principal factor de competitividad y éste reside en las personas.
  • La sociedad exige respeto al medioambiente y a las normas.
  • El estado se concentra en la actividad fiscalizadora y recaudatoria.

4.  Con todo esto…¿Qué podemos hacer?…Para solucionar estos problemas descubramos qué son los conceptos valor y eficiencia en la industria.

interrogacion-21

Hace tiempo había escasez de oferta frente a una gran demanda de productos y servicios. Primaba la demanda y las empresas fijaban sus precio de venta en función de un beneficio esperado. No era necesario actuar sobre unos costes que eran aceptables:

Imagen1

Posteriormente y ante la creciente y ahora enorme oferta, el beneficio no es controlable por los vendedores, depende de un precio de venta fijado por el mercado. Sólo se puede influir en los costes:

Imagen2

Los costes son la suma del concepto valor más el despilfarro:

Imagen3

Valor:  Todas aquellas operaciones que transforman, convierten o cambian un producto o servicio, las cuales son apreciadas por el cliente y por las que está dispuesto a pagar. Actividades de valor añadido.

Despilfarro:  Todas aquellas operaciones que transforman, que consumen tiempo y recursos, pero que no agregan valor al producto o servicio, por las cuales el cliente no está dispuesto a pagar.

Imagen4

Eficiencia:  Conseguir que los costes sean los mismos que el valor que ofrecemos, disminuyendo al máximo los despilfarros.

resultados

5.  A partir de aquí nuestros beneficios serán mayores que los de nuestra competencia y podremos crecer en el mercado.

6.  El sistema de gestión por excelencia que propone conseguir la eliminación de estos despilfarros es el sistema Lean Manufacturing, que posteriormente adaptado en su idea de eficiencia a la gerencia se llama Lean Management, a los procesos logísticos Lean Logistics, a los procesos de oficina Lean Office, incluso ahora a la construcción Lean Construction.

Categories: Blog

Tags:

Comments

  • 27 agosto, 2014 a las 10:14 PM Responder

    That’s a subtle way of thkining about it.

    • benjaminz
      benjaminz
      28 agosto, 2014 a las 9:25 AM Responder

      Thank you Jane for your contribution. Yes, it is based on our experience and we like to share it. Thanks again.

Leave a Comment

Copyright 2013 - Todos los derechos reservados a Lean-Sigma.